Propuestas para navegar

VERANO 2015 NAVEGAR EN FAMILIA CON NIÑOS
Un día abordo

Te despiertas Abres la puerta de tu camarote, Sales a la bañera y Miras a tu alrededor. Los verdes pinos contrastan con la arena blanca de la playa y con las aguas turquesas donde flota el velero. Te lanzas al mar para tu baño matinal. ¡Ya está!, ahora si. ¡Estás de vacaciones, en unas maravillosas vacaciones! Subes a bordo, No estás sólo. Tu familia duerme. Tranquilamente preparas el desayuno en cubierta. Todavía sin el toldo, el sol de la mañana es el más agradable...

Así es como empieza el día cuando estás de vacaciones en un velero. Navegar es una de las actividades más placenteras e intensas. Es tan diferente de la vida cotidiana que la desconexión es total. Viajas con tu casa, con todas las comodidades, y en plena naturaleza. No hay que buscar hotel, ni hacer maletas, ni pensar donde comeremos o que visitaremos hoy. Te puedes dedicar a cuidar a los tuyos, de una manera que la vida que llevas no te permite. Son unas vacaciones intensas y adictivas...

Niños abordo

Para los niños las vacaciones en un velero son un descubrimiento tras otro. Darse cuenta de como se mueve el barco a vela, ver los delfines jugando en la proa, saltar una y otra vez desde el barco al agua y colaborar para que su pequeño mundo flotante funcione hace que se sientan participes de esta nueva aventura.

Hay momentos para la lectura, para ver un DVD, para jugar, para estudiar, para nadar y bucear, para dar paseos por las calas, para..., no hay tiempo para aburrirse, aunque los niños siempre necesitan sentirse acompañados y cómplices. Para ellos es aun más divertido cuando hay varios niños para compartir su tiempo.

Son unas vacaciones muy seguras. Aunque como en toda actividad hay riesgos, en viajes con niños siempre se extreman las precauciones. Los niños son siempre muy receptivos a la explicación inicial del patrón, y obedecen siempre que las circunstancias lo requieren. El mareo, la mala mar y los pequeños accidentes son fácilmente controlables con una buena previsión, con un buen conocimiento de la zona y del barco, y con el uso adecuado del material de seguridad. Es muy importante confiar estas vacaciones a un profesional cualificado, que hará de cualquier situación un momento agradable para recordar.

En contra de lo que parece, este tipo de vacaciones no son muy caras. Se puede alquilar un velero con patrón profesional durante una semana, con capacidad para 6 personas más el patrón desde 3000 €, en función de la temporada. Son viajes ideales para compartir 2 parejas con niños. Vale la pena probarlo, y no hace falta experiencia previa, sólo ganas de disfrutar. Una apuesta, ¡Repetiréis!...

El precio incluye: Alojamiento abordo, patrón profesional, embarcación auxiliar con fueraborda, seguro de ocupantes, sabanas bajeras, limpieza final y equipo de abordo.
No Incluye: Combustible, avituallamiento y amarres